Arqueología Canaria y Fuentes Etnohistóricas ¿Una relación de amor-odio?

Ya comentamos en el anterior post lo diferente que es la Arqueología Canaria. Uno de esos elementos diferenciales es la existencia de diferentes Fuentes Etnohistóricastextos escritos en el mismo momento de la conquista, o momentos posteriores, donde se describen los usos y costumbres de los aborígenes de las diferentes islas. Estos documentos permiten complementar y corroborar los datos arqueológicos, en otras, en cambio, la Arqueología niega lo dicho por esas mismas fuentes.

Poniendo orden

Portada del trabajo de Sergio Baucells
Portada del trabajo de Sergio Baucells

Sería Celso Martín de Guzmán el primero que las intentaría sistematizar las mismas. A este le siguieron otros autores. Aunque quizás el documento más completo en cuanto a estas fuentes y sobre todo por el trabajo de análisis ejercido es el trabajo de Sergio Baucells. ¿Por qué es el más completo? Básicamente porque nos dio un número. El 73. Este es el número de documentos y textos escritos que desde momentos previos a la conquista de Canarias hasta el siglo XVII hacen mención en alguna característica, datos o elemento al mundo indígena.

Este autor las califica en dos. Por un lado las fuentes narrativas Históricas, es decir las que son contemporáneas a los propios acontecimientos que relatan y las historiográficas. Estas

Portada de Le Canarien ¡No entendemos como no se hundieron por el camino! ¡En el barco no cabía nadie más!
Página de Le Canarien. Lo que no       entendemos como no se quedaron    por el camino ¡No cabía nadie más     en el barco!

últimas serían las primeras en intentar trazar un discurso histórico. Así, el Le Canarien, La Ovetense o Palencia son obras históricas y contemporáneas a los hechos que describían. Mientras que las obras de Abreu Galindo Torriani son historiográficas, ya que intentan realizar una Historia General de las islas basándose en datos y documentos recopilados por ellos mismos.

Pero además tenemos un mapa perfecto de quién copia, quién lee a quién, quién pudo conocer los datos de primera mano…, en definitiva, realiza una genealogía de las Fuentes Etnohistóricas de Canarias. Y esto facilita mucho su uso. Y nos previene también de cometer errores cuando queramos utilizar aquellas para explicar y entender las   sociedades indígenas canarias.

Sin embargo, estas fuentes han generado algunas propuestas que sin crítica alguna toman a pies juntillas lo dicho por dichos textos. Ese uso y abuso de estas fuentes ha generado a nuestro juicio un anquilosamiento de las propias interpretaciones ¡Total! ¿Para qué necesitamos excavar y analizar los materiales arqueológicos si ya en las fuentes etnohistóricas tenemos la respuesta? Podemos resumir estos problemas en tres de forma genérica:

Todo cambia decía el filosofo ¿o no?

La utilización de las fuentes etnohistóricas para la explicación de las diferentes sociedades indígenas ha generado en múltiples ocasiones una Historia plana. Es decir, una Historia donde el tiempo se oculta, no existe. Y no por la falta de dataciones, sino por la negación del cambio en sí. Un ejemplo es la descripciones que estas fuentes dieron de los diversos rituales y lugares rituales (almogarenes, refugios-santuarios, etc.) ¿Tenemos que pensar que lo descrito para el siglo XIV-XVI es válido para el siglo X? ¿Y para el siglo V? ¿No sería como si intentáramos explicar los procesos sociales y económicos del siglo XVIII a través de la revista HOLA? Y aún así estaría más cercana en el tiempo.

Candiles, Etnohistoria
¿Qué hacemos con Candiles? ¿Es menos importante por no aparecer en la documentación etnohistórica?

¿Tenemos que pensar que según esas fuentes que los lugares rituales son sólo los nombrados? ¿Y que pasa entonces con aquellos lugares que los trabajos arqueológicos vinculan como posibles lugares rituales? ¿Qué pasa con la Cueva de Los Candiles? ¿Qué pasa con el Bentayga? ¿Y cómo articulamos unos lugares que parecen vinculados con los ciclos agrarios con signos vinculados a la fertilidad como son los triángulos púbicos (¡diga lo que diga el padre Baez!) a la importancia ritual que tiene la ganadería y los ganados en el mundo aborigen de Gran Canaria? ¿No explicamos eso? ¿Se produjo un cambio? ¿O fue siempre así?

¡Más falso que un duro de madera!

Un claro ejemplo de datos erróneos encontrados en las fuentes etnohistóricas es la afirmación tajante de Abreu Galindo de que la Higuera fue introducida por los mallorquines y tenida por cierta. Sin embargo, la arqueología y la datación radiocarbónica de esos contextos arqueológicos ha permitido datar semillas de higo en el siglo IV d.C. en el yacimiento de La Cerera (Arucas). Otro ejemplo sería el Acta Zumeta. Este documento da testimonio del vasallaje de todos los poblados de Gran Canaria a Diego de Herrera, a través de diez “embajadores” indígenas, lo que sirvió a algunos autores para proponer la existencia previa a la llegada castellana de varios cantones. Hoy en día se da por falsa dicha historia, como la de Atlántida. ¡Pero ya saltará alguien diciendo que no, que estamos equivocados que la Atlántida existió!

Atlántida, Platón, Canarias
La Atlántida de Platón en Canarias…. ¡Espera que me entra la risa!

¡Criticar no es lo mismo que ser un criticón!

Una de las bases de la Arqueología es la crítica del dato ¡Venga de donde venga! Y a veces se ha faltado a esa idea. Un ejemplo es cuando se habla de que las obsidianas se utilizarían para el rito donde faycanes o fayzagues establecían la condición de nobles o villanos según sus actos. ¿Entonces tenemos que entender que toda la obsidiana encontrada en tantos y tantos yacimientos de Gran Canaria son el testimonio de las peluquerías “hipster” indígenas? (¡Qué no se enfaden los hipster!)

Hipster, aborigen, El Hierro
No sólo en Gran Canaria había aborígenes barbudos. En El Hierro también tuvimos algún “hipster” antiguo

Siguiendo entonces con esta idea, las minas de obsidiana de Hogarzales (La Aldea de San Nicolás) sería el lugar que proporcionaría el material para tan nobles cortes de pelo ¡Pues mira que tuvieron que cortar pelo entonces! ¡Llámennos locos! ¿Pero si esta piedra tan apreciada sirviera para otra cosa? Digamos ¿para cortar? A lo mejor ni todo ni todos la tendrían… no lo sabemos (todavía) pero sólo los datos podrán traer un poco de luz… ¡Nadie dijo que el camino del Tao fuera fácil!

¿Resumiendo?

Cara de asombro
¡ A ver, a ver! ¿Que dijiste? ¿subordinación qué?

La Arqueología es capaz de articular una narrativa coherente sin que tenga que pasar por el filtro documental de forma obligatorio; así es difícil ver, un artículo que no termine justificando los resultados o la propia interpretación del registro a partir de una cita de las fuentes etnohistóricas o dándole unas vueltas de tuercas a aquellas a la luz de nuevos datos. En todo caso deberían ser complementarias. Sin embargo, existe, pues, una subordinación doble: buscar en los restos materiales la confirmación de lo observado o interpretado en las fuentes escritas, o bien dar contenido a los hallazgos arqueológicos a través de los acontecimientos transmitidos en los textos.

¡Así qué ojito con lo que se lee que ni todo es verdad, ni todo valido!… sino díganselo a Platón, que todavía hay gente buscando por ahí la Atlántida! ¡Se tiene que estar partiendo de risa!

 

Para leer más o para que si quieres compruebes de donde sacamos los datos:

Cuatro cosas que deberías saber de la Arqueología de Gran Canaria

Gran Canaria recibe 3.700.000 turistas al año ¡tampoco nos hemos parado a contarlos! ¡No va por ahí! Nuestras playas, el buen clima, la gastronomía han sido tradicionalmente el mayor reclamo. Sin embargo, en los últimos años la Arqueología de Gran Canaria se ha incorporado como oferta complementaria al turismo de “sol y playa”. Quizás esta isla sea la que más ha avanzado en ese sentido. Un ejemplo sería la web del Patronato de Turismo de Gran Canaria donde se presentan diferentes yacimientos de la Isla.

Sin embargo el turista que nos visita, si bien tiene una largo listado de yacimientos arqueológicos para visitar, NO conoce nuestro pasado. Sea un visitante nacional o extranjero desconocen enormemente la Historia y la Arqueología de Gran Canaria.

La experiencia proporcionada a través de la gestión del yacimiento arqueológico de La Fortaleza, nos permite reflexionar sobre lo que más sorprende y llama la atención a los turistas e isleños.

La Fortaleza, Turistas, Gran Canaria
Turistas visitan La Fortaleza ¿Qué idea se llevarían de la Arqueología de Gran Canaria?

Te presentamos uno de esos listados chorras, en este caso cuatro (¡podrían haber sido 666 pero quedaba raro en el título!) ideas o conceptos que todo visitante, debería aprender y llevarse como recuerdo, además de la consabida botella de ron miel y bote de mojo canario:

¿De dónde vinieron?

¡La pregunta del millón! El Norte de África aparece en todas las quinielas como el lugar de procedencia de estas poblaciones, ¡No, aquí no llegaron los vikingos como algunos han dicho! Sin embargo, no podemos concretar mucho más. Algunos investigadores, como J.J. Jiménez  ponen el posible origen de la  población de Gran Canaria en la zona del Atlas marroquí correspondiéndose con la zona de la Mauritania Tingitana. Otra cosa es cuando llegaron, cómo  y por qué…¡Pufff!

Vikingos, Gran Canaria, Arqueología
¡Molaría que Ragnar Lodbrok hubiese estado en Gran Canaria!           Nuestro gozo en un pozo… ¡No se si cogen la ironía!

Varias teorías, tantas o más hipótesis, tienen algo en común. Ningún dato que soporte de forma concluyente la ocupación y colonización no sólo de Gran Canaria, sino de toda Canarias. Descartados ya los Vikingos (¡Por mucho rubio que haya!), las teorías que se manejan hablan de fenicios, romanos y cartagineses, además de la propia iniciativa de estos pueblos norteafricanos.

¿Y esto de cuándo es?

Los turistas que nos visitan, sobre todo los europeos, está acostumbrados a unos tiempos comunes y conocidos en cuanto a la Prehistoria y la Arqueología de sus lugares de origen. Todos pueden saber de forma rápida que puede ser la edad de los metales, el mundo romano, la alta edad media o el mundo árabe en la Península Ibérica.

Pero claro, ¡Gran Canaria is diferent! Bueno, toda Canarias. Nuestra Prehistoria, nuestra Arqueología comienza, casi, con el cambio de era. Las dataciones más antiguas para Gran Canaria son del siglo I d.C., es decir, nos topamos con el mundo romano en todo su esplendor…. y termina con los Reyes Católicos en el trono de Castilla y Aragón. Por lo que no existe una cronología homóloga a la que existe en tierras continentales. Así que de momento seguimos teniendo una Prehistoria plana, paradójicamente sin un tiempo definido. Si bien cada vez hay más dataciones, algunas antiguas, que permiten ir rellenando este rompecabezas arqueológico.

¿Entonces toda la población aborigen murió?

¡Qué va! ¿Quién dijo eso? Eso de  que  la “Raza que acabó en la Historia para para vivir en la Leyenda” es una canción y poco más. Además el concepto de raza está hoy más que desfasado. Se saben por varios estudios genéticos que al menos 30% es descendiente vía materna de alguna mujer indígena canaria. Incluso este porcentaje se dobla en algunas islas como en la Gomera.

Además, no sólo nos queda su carga genética, sino deportes y juegos, topónimos, nos queda el gofio, así como sus nombres, que incluso se han extendido fuera de Canarias. De hecho puedes saber cuántos nombres y apellidos hay en España de procedencia aborigen. ¡El buscador del INE te lo chiva todo!

Necrópolis, Gran Canaria, Arqueologia
Necrópolis colonial (¿esclavos?) de Finca Clavijo donde se encuentran las restos de una mujer descendiente de aborígenes canarios

Además, muchos aborígenes se integraron en la nueva sociedad colonial Gran Canaria: Fernando Guanarteme, Catalina de Guzmán, Pedro Maninidra, Juan Grande, etc. ¡Y No debemos olvidar a los olvidados! A muchísimos aborígenes, sin nombre, que sobrevivieron como pastores y campesinos en esos nuevos tiempos.

 

¿Y no tenían metales?

Cuevas, yacimientos arqueológico, Gran Canaria
Yacimiento arqueológico de Rosiana. Un trabajo                descomunal para labrar estas cuevas

No, no tenían. Lo siguiente es una cara de incredulidad cuando le explicas eso y ven las cuevas labradas de Rosiana o Cuatro Puertas. O cuando ven el trabajo de encaje perfecto de las estructuras de la Fortaleza   Grande. Pues no, nada de metales. ¡Sólo madera y piedra, sólo pericia y trabajo!

El aislamiento insular, tras su llegada del Norte de África, donde conocían los metales, conllevó una adaptación al medio.  Así cambiaron el metal por piedras. Destacando, por ejemplo, la construcción de verdaderas minas para la obtención de obsidiana, un vidrio volcánico muy valorado por los indígenas canarios.

Con estas cuatro ideas quizás el Patrimonio Arqueológico canario se aprecie de otra forma. No sólo el de Gran Canaria. Sino todas y cada una de las islas de este Archipiélago. Si bien cada Arqueología insular es hija de su padre y su madre, de alguna forma todas son primas hermanas. Quedan muchas más cosas en el tintero para explicar y apreciar la Prehistoria de Gran Canaria. Su complejidad social, la construcción y uso de sus graneros, el control del tiempo y el calendario…¡Creo que hay material para otro post!

Dos ídolos, un secuestro y una de dinamita en el yacimiento de La Fortaleza

No, no es una peli, ni una novela negra, eso se lo dejamos a Alexis Ravelo, al que habrá que preguntarle, algún día, porque ubicó a La Fortaleza en una de sus novelas. Nos referimos a cómo se obtuvieron algunos de los ídolos más conocidos de este yacimiento.

Pocos datos conocemos de cómo aparecieron estos ídolos. Sin embargo, hay dos historias cuanto menos curiosas, ¡por no decir tristes!, de la manera en que se descubrieron aquellos en La Fortaleza. No queremos entrar en el significado o cronología de estas figurillas. Nos centraremos en cómo fueron obtenidas.

La caída de los ídolos:

Una de las mayores colecciones de ídolos aparecidos en el yacimiento de La Fortaleza se ubica en la Fundación Museo Castillo de La Fortaleza El Hao (Santa Lucía de Tirajana). Esta dispone de una colección no sólo de elementos “recuperados” (¡Un eufemismo!) de este lugar, sino de muchos otros del ámbito insular, aunque la mayoría constreñidos a la Arqueología del Sureste de Gran Canaria.

Dos de los ídolos más famosos del yacimiento arqueológico de La Fortaleza sufrieron algún tipo de estrés traumático en el momento de su recuperación. Uno podríamos clasificarlo de Síndrome de Estocolmo y otro, Neurosis de Guerra… ¿Qué por qué decimos esto? Aquí viene la explicación.

De Gran Canaria a París:

Idolo encontrado en La Fortaleza por R. Verneau. Hoy desaparecido
Ídolo encontrado en La Fortaleza por R. Verneau. Hoy desaparecido

El primero de los ídolos conocidos se lo debemos a R. Verneau, quién lo encontró en el fondo de una cueva cercana al almogaren próximo a la cima (según sus palabras) a finales del siglo XIX. Pues este ídolo realizó un largo viaje desde Gran Canaria a Francia. En El Museo Canario acabó una copia del mismo (Hoy se expone también una replica en el Museo Arqueológico Nacional). Pero el original quedó para siempre en Francia ¡Vive la France! Bueno corregimos, no sería el Síndrome de Estocolmo, sino el de París… ¡tiene más glamour!

Rescates explosivos:

El siguiente trauma es más violento, más visceral, y si se quiere más nuestro. Como

La Fortaleza, Gran Canaria
Ídolo rescatado de una maligna cueva en La                Fortaleza (Santa Lucía, Gran Canaria)

si de un soldado se tratará, uno de los ídolos depositados en el museo Sánchez Araña fue “rescatado” (malditos eufemismos) de las violentas garras de una cueva en 1964, donde se encontraba depositado, a dinamitazo limpio ¡Sí, con dinamita! Ya que la cueva en si no era accesible.

Cómo tuvieron que retumbar esos riscos! Aunque no nos lo creamos, el uso de la dinamita era frecuente, y no solamente en la Arqueología de Gran Canaria.

Las últimas excavaciones arqueológicas han permitido obtener los restos de tres ídolos más, lo que hacen un total de diez las figurillas conocidas para el yacimiento de La Fortaleza. Alguno de ellos con pinturas que decoraban (¿a forma de ropajes o decoraciones corporales?) la mayor parte de la pieza recuperada.

 

Ídolo decorado, La Fortaleza
Ídolo decorado, La Fortaleza

Ídolo decorado La Fortaleza

 

Desgraciadamente estos ídolos se encontraron superficialmente y sin un contexto arqueológico que permita vislumbrar su funcionalidad y mucho menos su cronología.

Esperamos que el resto de materiales arqueológicos recuperados con una metodología arqueológica permitan no explicar el yacimiento de  La Fortaleza, sino también los propios ídolos expoliados (¡Uy lo que ha dicho!) no sólo de este lugar, sino de otros contextos de Gran Canaria.

Y por cierto, ahora no hay que llevárselo a ninguna parte, las tecnología permite que cada uno lo tenga en su casa… si no échale un vistazo al 3D de este ídolo que apareció en la excavación del 2015.

Los tres milagros de La Fortaleza

¡Hoy estamos contentos, pero que muy contentos!. El Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana ha aprobado en pleno, por unanimidad de todos los partidos políticos (¡En serio, de todos todos!) instar al Cabildo de Gran Canaria a incluir al yacimiento de La Fortaleza en el expediente abierto por parte de la UNESCO para su inclusión en su lista de Patrimonio de la Humanidad algunos yacimientos de la isla dentro de los Paisajes sagrados de Montaña.

Y dicho así, suena sencillo; pero para nosotros es uno más de una serie de “pequeños milagros” y  como a uno que le gustan las pelis, sobre todo las de no pensar, voy y me acuerdo de El Santo.

¿Recuerdan la película El Santo? ¿La que hizo Val Kilmer, antes de comerse así mismo?  ¿Recuerdan el momento en el ladrón de buen corazón y macizorro le dice a la científica ingenua y no menos guapa que para ser considerado santo tenía que realizar tres milagros? Y al final, claro lo consiguió, casi sin despeinarse…

Val Kilmer el santo
¡Val Kilmer  y lo mal que nos trata la vida!

Pues nosotros en estos días, semanas atrás, y esperamos que en las semanas que vengan, estamos asistiendo a nuestra particular cadena de milagros. Y todos vinculados a La Fortaleza, como no iba a ser de otra forma.

PRIMER MILAGRO

Ni en nuestros mejores pensamientos creíamos que íbamos a trabajar en un yacimiento tan rico y variado como este, este fue nuestro primer milagro; como se suele decir ¡caímos de pie!. Los trabajos se iniciaron en 2007. Y ya con el primer inventario aquilatamos la valía de la arqueología del lugar. Cuevas pintadas, mundo funerario, grabados rupestres, casas y estructuras de piedras, silos,… todo lo que un profesional de la arqueología pudiese desear allí se encontraba. La primera intervención arqueológica, en el año 2012 se concentró en la inspección y documentación de los “bancales” existentes en la ladera

Yacimiento Arqueológico La Fortaleza Gran Canaria
¿Ves el yacimiento? Pues nosotros tampoco.                Así estaba cuando llegamos en el 2012

de poniente. Los restos que aparecieron sólo ahondaron y apuntalaron mucho más lo que inicialmente intuíamos.

SEGUNDO MILAGRO 

En el año 2014 algún desgraciado (en su octava acepción de la Real Academia Española de la Lengua) estuvo jugando a hacer de arqueólogo en una de las estructuras de la cima de La Fortaleza Grande. Ante tamaño destrozo el Cabildo de Gran Canaria decide que intervengamos para rescatar la información que quedaba en sendos agujeros dejados por el personaje en cuestión. Aprovechamos, la ocasión para realizar muestreos arqueológicos en las diversas estructuras que Grau-Bassas señalaba como braseros y que según el mismo, pertenecían a un gran almogaren que estaría configurado por todo el Roque y los elementos arqueológicos allí existentes. Con la realización del carbono 14 (ver publicación anterior) llegó la primera gran sorpresa. Algunos intuíamos o quizás deseábamos más que nada una datación antigua, por debajo siempre de un siglo X d.C. Otros compañeros, menos optimistas decían que no, que saldría lo de siempre, siglos XII-XIII ¡Hasta apuestas hubo! ¡Por cierto alguien me debe una cena! ¡¡Pues nada siglo VI-VII d.C!!

Entonces,  ¿es este es el segundo milagro? Pues no, del todo. Esta datación por sí misma, como hemos señalado, no significa nada. La revisión de los restos arqueológicos de la cima a través del prisma de algunos relatos del siglo XVI y XVII nos permite atrevernos a reubicar a Humiaga en La Fortaleza. No obstante, no hemos sido los primeros (pincha aquí para descargarte el artículo) en hacerlo; además, otros autores vincularon las estructuras de la cima con observadores equinocciales, línea de trabajo que estamos explorando y ampliando en este momento y que dan más sentido a este yacimiento como un gran templo.

Estructuras arqueológicas La Fortaleza Grande Gran Canaria
Estructuras arqueológicas en la cima de La Fortaleza Grande. Según algunos autores                                    algunas de estas estructuras están vinculadas a los equinoccios.

El segundo milagro se produce cuando desde la esfera pública, en este caso, el propio grupo de gobierno del Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana decide, tras conocer la importancia de los restos arqueológicos y de la proyección patrimonial del yacimiento, dar un paso adelante y pedir en el pleno al resto de grupos políticos que apoyaran la idea de la inclusión de yacimiento dentro del proyecto del Cabildo de Gran Canaria para la UNESCO y los Paisajes Sagrados de Montaña.

Todos los grupos hablaron apoyaron la idea sin ambages, sin dudas. Segundo milagro

¿TERCER MILAGRO?

El tercer milagro todavía no ha sucedido. Pero tenemos fe. De eso van los milagros ¿no? de tener fe, y esperar que las cosas sucedan, y sobre todo ver si hemos llegado a tiempo de dicha inclusión en el expediente. Y si no es ahora, pues más adelante. De todas formas, como decía Pablo Picasso:


“Si me llega la inspiración, que me encuentre trabajando”


Pues nosotros igual, si llega ese momento, tendremos que estar preparados y tener datos, resultados, hipótesis de trabajo, un presente y un futuro que mostrar independientemente de que seamos o no Patrimonio de la Humanidad. Pues eso, ¡a trabajar! ¡Qué si no nos quedaremos como el amigo Val Kilmer!