Dos ídolos, un secuestro y una de dinamita en el yacimiento de La Fortaleza

No, no es una peli, ni una novela negra, eso se lo dejamos a Alexis Ravelo, al que habrá que preguntarle, algún día, porque ubicó a La Fortaleza en una de sus novelas. Nos referimos a cómo se obtuvieron algunos de los ídolos más conocidos de este yacimiento.

Pocos datos conocemos de cómo aparecieron estos ídolos. Sin embargo, hay dos historias cuanto menos curiosas, ¡por no decir tristes!, de la manera en que se descubrieron aquellos en La Fortaleza. No queremos entrar en el significado o cronología de estas figurillas. Nos centraremos en cómo fueron obtenidas.

La caída de los ídolos:

Una de las mayores colecciones de ídolos aparecidos en el yacimiento de La Fortaleza se ubica en la Fundación Museo Castillo de La Fortaleza El Hao (Santa Lucía de Tirajana). Esta dispone de una colección no sólo de elementos “recuperados” (¡Un eufemismo!) de este lugar, sino de muchos otros del ámbito insular, aunque la mayoría constreñidos a la Arqueología del Sureste de Gran Canaria.

Dos de los ídolos más famosos del yacimiento arqueológico de La Fortaleza sufrieron algún tipo de estrés traumático en el momento de su recuperación. Uno podríamos clasificarlo de Síndrome de Estocolmo y otro, Neurosis de Guerra… ¿Qué por qué decimos esto? Aquí viene la explicación.

De Gran Canaria a París:

Idolo encontrado en La Fortaleza por R. Verneau. Hoy desaparecido
Ídolo encontrado en La Fortaleza por R. Verneau. Hoy desaparecido

El primero de los ídolos conocidos se lo debemos a R. Verneau, quién lo encontró en el fondo de una cueva cercana al almogaren próximo a la cima (según sus palabras) a finales del siglo XIX. Pues este ídolo realizó un largo viaje desde Gran Canaria a Francia. En El Museo Canario acabó una copia del mismo (Hoy se expone también una replica en el Museo Arqueológico Nacional). Pero el original quedó para siempre en Francia ¡Vive la France! Bueno corregimos, no sería el Síndrome de Estocolmo, sino el de París… ¡tiene más glamour!

Rescates explosivos:

El siguiente trauma es más violento, más visceral, y si se quiere más nuestro. Como

La Fortaleza, Gran Canaria
Ídolo rescatado de una maligna cueva en La                Fortaleza (Santa Lucía, Gran Canaria)

si de un soldado se tratará, uno de los ídolos depositados en el museo Sánchez Araña fue “rescatado” (malditos eufemismos) de las violentas garras de una cueva en 1964, donde se encontraba depositado, a dinamitazo limpio ¡Sí, con dinamita! Ya que la cueva en si no era accesible.

Cómo tuvieron que retumbar esos riscos! Aunque no nos lo creamos, el uso de la dinamita era frecuente, y no solamente en la Arqueología de Gran Canaria.

Las últimas excavaciones arqueológicas han permitido obtener los restos de tres ídolos más, lo que hacen un total de diez las figurillas conocidas para el yacimiento de La Fortaleza. Alguno de ellos con pinturas que decoraban (¿a forma de ropajes o decoraciones corporales?) la mayor parte de la pieza recuperada.

 

Ídolo decorado, La Fortaleza
Ídolo decorado, La Fortaleza

Ídolo decorado La Fortaleza

 

Desgraciadamente estos ídolos se encontraron superficialmente y sin un contexto arqueológico que permita vislumbrar su funcionalidad y mucho menos su cronología.

Esperamos que el resto de materiales arqueológicos recuperados con una metodología arqueológica permitan no explicar el yacimiento de  La Fortaleza, sino también los propios ídolos expoliados (¡Uy lo que ha dicho!) no sólo de este lugar, sino de otros contextos de Gran Canaria.

Y por cierto, ahora no hay que llevárselo a ninguna parte, las tecnología permite que cada uno lo tenga en su casa… si no échale un vistazo al 3D de este ídolo que apareció en la excavación del 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *